Caminando por el Globo

Crucero por el RÍO NILO: Abu Simbel – Luxor- Karnak

Si hay algo que me atrae demasiado son las ruinas y construcciones antiguas, aunque jamás había soñado con Egipto. Por lo tanto todo lo que les voy a contar fue totalmente asombroso para mí. Tuve que replantear escalas temporales en mi cabeza, porque Egipto hace eso, hace que resignifiquemos el concepto antigüedad.

Egipto no hubiese sido Egipto sin su Río Nilo. Fuente de fertilidad para la tierra y la vida en la zona, centro neurálgico de la región que permitió el desarrollo de una de las civilizaciones más antiguas y prósperas del mundo.

Decidimos recorrer la zona del Río Nilo y sus templos en un crucero de tres días. Para eso viajamos en un tren lentísimo desde El Cairo hasta Aswan. Llegamos unos días antes para ir un día a conocer los Templos de Abu Simbel, lo cual fue toda una aventura antes de llegar al lujo y la organización del crucero.

 

TEMPLOS DE ABU SIMBEL

Este templo queda en el Sur de Egipto a unos pocos kilómetros de Sudán. Tuvo que ser removido de su emplazamiento original por el embalse que se crearía debido a la Represa Grande de Aswan, en una costosa y complicada obra ya que fue excavado en la roca. Muchísimos países participaron en la ingeniería de semejante desafío.

Estos templos fueron construidos más de 1200 años antes de Cristo por Ramses II y los hizo alejados porque en vez de venerar a los Dioses, aquí se venera a sí mi mismo y a su esposa Nefertiti. Por eso lo más llamativo del templo son las gigantes estatuas de su persona. La fachada del templo mayor consiste en cuatro figuras de Ramses II sentado y algunas estatuas más pequeñas de su familia. El solo hecho de observarlo por fuera es impresionante. Por dentro además de sus muros con bajo y alto relives y colores que representan la vida de aquella época, pueden observarse un pasillo con muchísimas estatuas de Ramses de pie. Y el detalle que termina de impresionarme es que el cuarto principal del templo se encuentran estatuas de los tres principales dioses de Egipto, Amon, Ra y Ptah, más Ramses II deidificado. Y en un momento determinado del año entran los rayos del sol hasta allí e iluminan a tres de los cuatro Dioses. El Dios Ptah permanece en la oscuridad ya que es la deidad del inframundo. Ese solo detalle y el tamaño monumental de estos templos demuestran los avanzada que era esa sociedad tan antigua.

 

Costo Entrada: 115 EP y 63 EP con carnet de estudiantes.

Cómo llegar:

Para ir a Abu Simbel, dicen que no se puede ir solo ya que los turistas van en un convoy con escolta policial. Estos convoy salen dos veces al día y el pasaje de bus se contrata en hoteles y agencias turísticas. Hay que contratarlo mínimo dos días antes, y si es temporada alta más aún, ya que puede pasarles como a nosotros que no queden plazas. El minibus de la mañana sale a las 4 am y regresa a la 1 pm. Son tres horas de viaje a la ida y tres a la vuelta. Cuesta 200 EP pero regateando se consigue a 150 EP (en Sptiembre 2017 1USD= 17 EP).

La segunda opción es tomar el bus público, poco confiable ya que el día que quisimos tomarlo no salió y nadie sabe exactamente a qué hora sale de la terminal. Lo que averiguamos es que sale un bus a las 8am que regresa a la 1pm y otro a las 5pm que regresa a las 7:30pm. La opción de la tarde no deja tiempo para recorrer los templos. Este bus es sin aire acondicionado y cuesta muchísimo menos que el minubus turístico.

La ultima opción que es la que nosotros elegimos que es tomar un minibus local. Son unas kombis blancas que salen de la termina de buses cuando se llenan. Cuestan 40 EP pero teóricamente no llevan turistas. En nuestra kombi fuimos 4 extranjeros que finalmente nos quisieron cobrar un poco más antes de llegar. Dijimos que está bien pero que le pagaríamos al llegar y le dimos solo 5 EP más cada uno al bajar.

El problema fue al regreso que ninguna kombi quería llevarnos y estaban llenas. Los taxis querían cobrarnos 500 EP. Terminamos esperando dos horas hasta que nos llevaron a dedo a los cuatro.

 

 

 

CRUCERO DE TRES DÍAS DESDE ASWAN HASTA LUXOR

 

Día 1: Represa Grande de Aswan  – Templo de Philae – Cantera del Obelisco inacabado – Paseo en Feluca

A partir de aquí fuimos invitados por la empresa Galaxia Tours a un paseo de tres días desde Aswan hasta Luxor con guía en español para todos los templos.

El primer día del tour se puede elegir ir a Abu Simbel o hacer un recorrido por los lugares cercanos a Aswan. Como nosotros habíamos conocido Abu Simbel el día anterior, optamos por aprovechar para recorrer otros lugares. Y entonces vino a buscarnos un guía que hablaba español por nuestro hotel.

El recorrido lo comenzamos por la Represa Grande de Aswan, donde si bien no se puede observar mucho más que el embalse y un monumento, es una obra importantísima que cambió el rumbo del país en todos los aspectos: político, económico, de energía, y de agricultura. Si uno mira el mapa de Egipto, se puede observar que las costas del Río Nilo es prácticamente el único sector poblado de Egipto. Esto se debe a que es la única zona fértil del país, debido a que el río arrastra sedimentos fértiles que al crecer el caudal y generarse inundaciones, estos sedimentos se depositaban en esas tierras y gracias a eso, aquellas tierras se volvían aptas para el cultivo.

Esa es la razón de que antiguas civilizaciones se hayan desarrollado tanto en la región por los tiempos de los tiempos. Pero en la era moderna, las inundaciones generaban pérdidas de cultivos, y consecuentemente sequías y hambrunas. Por lo tanto primero se construyó una presa más pequeña que no fue suficiente y luego la Represa Grande de Aswan.

El embalse de esta represa dejaría inundados muchos sitios arqueológicos, que con el esfuerzo de ingenieros de muchos países lograron trasladar fuera del agua, como es el caso de los templos de Abu Simbel.

Luego de la represa visitamos la Cantera del Obelisco Inacabado. Un sitio muy interesante donde puede observarse cómo estaban cortando de la roca un obelisco que no terminaron, y entonces quedó allí todo calado. Es increíble pensar e imaginar cómo hacían para cortar el granito y mover semejante peso y volumen en aquella época.

 

 

Para visitar el siguiente sitio tuvimos que tomar una lancha, ya que el Templo de Philae queda en una pequeña isla en medio del lago del embalse. Templo que también fue trasladado piedra por piedra porque había quedado bajo el agua. Este fue el primer templo de este estilo que visitamos en Egipto. Construido en piedra con los dioses tallados, figuras y jeroglíficos. Grandes patios rodeados de montones de columnas, con entradas grandilocuentes formadas por pilonos, que cruzaban a más patios, y finalmente se ingresa a las cámaras. Aquí veneraban a la Diosa Isis y fue construido en el siglo siete antes de Cristo. Fue uno de los últimos templos en uso, ya que hasta los romanos veneraron a la Diosa Isis, pero cuando los romanos adoptaron el cristianismo, convirtieron una de las salas en capilla y arruinaron las caras de las figuras talladas en los muros.

Cuando el sol comenzó a bajar, fuimos a dar un paseo en feluca y así surcamos las aguas del Río Nilo por primera vez. En los barquitos a vela tradicionales de la zona del Nilo. Un paseo hermoso.

Por último nos embarcamos en el crucero de lujo que nos llevaría a pasear durante tres días. La habitación era super cómoda y limpia. El restaurante hermoso pero por sobre todo riquísimo. Un bar donde ofrecían shows por la noche. Y la pileta en la cubierta que fue mi sector preferido del crucero.

 

 

 

Día 2: Navegación – Templo de Kom Ombo – Navegación – Templo de Edfu

En esta parte del recorrido nos unimos al grupo del crucero con un guía llamado Khaled Taema, quien hizo de esos días un aprendizaje sin límites. Mas allá de los paseos que los hacía muy aprovechables, conversar con él sobre religión era un placer.

 

 

El segundo día por la mañana amanecimos en el Templo de Kom Ombo. Ya desde el barco podía observarse la belleza del lugar ya que se ubica en la costa del Río Nilo. Este templo tiene la particularidad de que está dedicado a dos dioses: Sobek, el Dios Cocodrilo y Horus el Dios Halcón. Y por eso el templo es totalmente simétrico. Allí además puede observarse un pequeño museo con cocodrilos momificados, que vale la pena visitar.

 

 

Luego seguimos navegando hasta llegar a Edfu. Al bajar del barco nos subimos en unas carretas a caballo. La nuestra la llevaban dos niños que fingían simpatía esperando una suculenta propina. En diez minutos estábamos en el Templo de Edfu. Templo dedicado al Dios Horus, nuestro preferido. Recorrimos el templo con las explicaciones de Khaled. Más columnas, muros con relieves y jeroglíficos egipcios. Hermosísimo.

 

 

El resto del día lo pasamos navegando. Contemplando la vida de la gente del Nilo, en sus aguas y en las costas. Hasta que llegamos a la Esclusa de Esna y todos los pasajeros nos reunimos en la cubierta para ver y observar el cruce por la esclusa. Fue muy divertido porque ademas de la obra de ingeniería de ver cómo el agua baja, junto con el barco hasta nivelarse con el agua al otro lado de la compuerta, había vendedores en botes al lado del crucero, lanzando mercadería a los pasajeros a los gritos para tratar de vender algo y que luego les arrojen el dinero al bote. Maniobra super arriesgada, pero que dominaban a la perfección.

 

 

 

Día 3: Karnak – Templo Funerario de Ramses III – Tumba de los Nobles – Templo Funerario de Hatsheptsu – Valle de Los Reyes –  Templo de Luxor

El tercer y último día comenzó bien temprano por la mañana para evitar a los grupos de turistas en el templo más visitado: el Templo de Karnak. En la antigüedad este templo estaba unido con el de Luxor por una calle de esfinjes con cabezas de cordero, que representan a la Dios Amon, deidad principal de estos templos.

Tiempo atrás toda esta zona de templos se llamaba Tebas Era el complejo religioso más importante del antigüo Egipto. Y es que alrededor de treinta faraones contribuyeron a la construcción de este complejo. Pero no pretendo hacer una guía explicando los templos porque es muy complejo. Lo que puedo contarles es que es un lugar impresionante, con pilonos, obeliscos, estatuas, columnas inmensas talladas y más cosas que seguro me estoy olvidando.

 

 

Luego nos subimos a un micro muy cómodo que nos llevó a recorrer varios lugares. Pasamos por Los Colosos de Memnón, dos figuras enormes del faraón Amenhotep III sentado, con las manos a las rodillas. Aquí se generaron algunas creencias y mitos porque decían que las estatuas cantaban ya que emitían un sonido por las mañanas. Pero luego de la restauración ya no se oye el silbido de los Colosos.

 

 

Continuamos por el Templo Funerario de Rmases III o Templo de Habu. Y este lugar es uno de los que más me gustó. Aquí se pueden observar los muros con sus colores originales, azules, rojos, verdes, es realmente magnífico.

 

 

Y llegamos a La Tumba de Los Nobles. Este lugar es realmente increíble y es muy importante ver todo en el orden que nosotros lo vimos para ir de menos a más. Se pueden observar las ruinas de la aldea donde vivían los artesanos que hacían las tumbas de los reyes. Pero lo más lindo es ingresar a esas tumbas donde están perfectamente conservados los colores, como si se hubiesen pintado ayer, y todas las representaciones de sus vidas y quehaceres. No se puede sacar fotos dentro.

Antes de ir al Valle de los Reyes pasamos a observar por fuera el Templo Funerario de Hatshepsut, al que cuando finalizó el tour regresé por mi cuenta y me fascinó, ya que fue la única farón mujer. Y entonces en los muros está representada como un hombre pero con la panza de embarazada y los pechos. Fue la primer gobernante del mundo en el siglo XV A.C. Este es el templo de arquitectura más moderna de Egipto, completamente diferente a todos los otros sitios que puedan visitar.

 

 

Y por último visitamos el Valle de Los Reyes, lo mejor para lo último. Pero van a tener que imaginarlo y sino ir a verlo con sus propios ojos porque está prohibido sacar fotos allí dentro. Hay muchísimas tumbas pertenecientes a Reyes y Reinas del Antiguo Egipto, algunas descubiertas y otras por descubrir. No siempre están todas abiertas en simultáneo y la entrada permite visitar tres tumbas de las que estén habilitadas ese día. La que siempre se encuentra disponible para visitar es la del famoso Rey Tutankamón, para la cual se debe pagar una entrada aparte. Nosotros no la visitamos y estando allí nos arrepentimos. Aunque todo lo hallado allí dentro puede verse en el museo de El Cairo.

Para ingresar a las tumbas se debe caminar bastante por una especie de tunel, con dibujos en las paredes hasta llegar al recinto principal. Lo único que se puede ver son sarcófagos y pinturas, que no es poca cosa. Es como estar en una galería de arte subterránea. Los dibujos tienen una nitidez y unos colores que parecen hechos ayer. Y no solo están pintadas las paredes, sino los techos también. Dan ganas de tener ojos en los cuatro lados de la cabeza para poder contemplar todo.

Cuando cayó la noche fuimos a visitar el Templo de Luxor iluminado. En mi opinión este templo merece verlo de noche y de día, así que al día siguiente regresé. Este templo fue construido en gran parte por el famosísimo Ramses II. Y durante la historia ha pasado por varias etapas hasta la actualidad. Allí estuvo Alejandro Magno, y puede observarse una representación suya en los muros. Un sector fue transformado en Capilla en la época Romana. Y justo por encima del templo, han construido una mezquita ya que estaba todo cubierto de arena, y hoy en día se sigue utilizando.

Como Bonus Track si se quedan un día más por Luxor vale la pena visitar la ciudad al otro lado del río. La gente pinta en sus casas sus viajes, por lo general a la Meca y eso le da un encanto único.

 

 

Y así termino nuestro paseo por Río Nilo, desde Aswan hasta Luxor, surcando las aguas de la historia y la antigüedad.

 

 

Por último les dejo un video de lo que fueron nuestros días en el Río Nilo:

 

 

INFO ÚTIL

Cómo llegar a Aswan:

Nosotros fuimos desde Cairo en tren hasta Aswan. Pagamos 137 EP (1 USD = 17 EP) en Primera Clase AC 1 Tren Spanish. El tren era hermoso, asientos grandes y cómodos y muy limpio. El problema es que se tendría que haber demorado 12 horas y se demoró 18. Lo mismo nos pasó al regreso, y creemos que es por alún problema. Así que si van a usar este medio verifiquen que estén llegando en tiempo, porque sino no vale la pena ir en tren.

Los pasajes pueden comprarlos en esta página: www.enr.gov.eg

 

Compañía de Crucero:

Galaxia Tours: es una compañía española de excelencia. El servicio es espectacular, tipo lujo. Te buscan, te traen, te llevan. Si contratan Galaxia Tours es para despreocuparse de todo. Y lo mejor es que tienen guía y servicio en español. 100% recomendable.

Sitio web: www.galaxiatours.com

 

Precios de las entradas:

Debo aclarar que si consiguen el carnet de estudiantes de ISIC todas las entradas cuestan la mitad. Yo entré a algunos lugares dos veces para verlos con diferente luz porque es muy barato.

Represa Grande de Aswan: 30 EP sin carnet
Templo de Philae: 30 EP para estudiantes – Bote para llegar 140 EP (cuantos más sean más barato)
La cantera del Obelisco Inacabado: 20 EP para estudiantes
Kom Ombo: 50 EP sin carnet
Templo de Edfu: 30 EP estudiantes
Templo Funerario de Ramses III: 20 EP estudiantes
Tumba de Los Nobles: 20 EP estudiantes
Templo Funerario de Hatsheptsu: 50 EP estudiantes
El Valle de los Reyes: 50 EP estudiantes
Tumba de Tutankamón: 50 EP estudiantes.

 

Donde Hospedarse en Aswan:

Happi Hotel:
Dirección: Gezira El Bairat, West Bank, Luxor
Tel: 097 2455032
Mail: happihotelaswan@gmail.com
Sitio Web: Los encuentran en Facebook

 

Donde Hospedarse en Luxor:

Hotel Sheherazade: 
Dirección: Gezira El Bairat, West Bank, Luxor
Tel: (0020) 1006115939  / (0020) 1224644047
Mail: contact@hotelsheherazade.com
Sitio Web: www.hotelsheherazade.com También los encuentran en Facebook

Un pensamiento sobre “Crucero por el RÍO NILO: Abu Simbel – Luxor- Karnak

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *